15.3.08

La Razón, el circo y el cubil literario


La Razón, el circo y el cubil literario






La sociedad actual vive inmersa en la mentira absoluta
Jacques Derrida

Tiempo atrás irrumpieron en la prensa española, en concreto ocho paginas tituladas “El Cubil de la Fiera” en el diario La Razón, una horda de feroces críticos, encabezados por Manuel García Viñó, que desmenuzaban los comparsas del oligopolio cultural y sus tejemanejes (Premio Planeta, Alfaguara, etc). Independientes, anónimos, academicistas (manejan el lenguaje y los métodos de la Filología y la Teoría Literaria), destructivos, jocosos y histriónicos. Amantes de “la crítica acompasada” (algo petardista quizás), que consiste en analizar pormenorizadamente, a medida que se avanza en la lectura, todos los anacolutos, disparates conceptuales, atentados gramaticales, errores de concordancia, faltas de ortografía, contradicciones lógicas del argumento, la inconsistencia de la creación de personajes y la inanidad de sus vidas…que cometen el Star System literario español: Almudena Grandes, Rosa Montero, Elvira Lindo, Rosa Regás, Espido Freire, Rosa Posada, Lucía Etxeberría y Maruja Torres, Javier Marías, Juan Marsé, Molina Foix, Juan José Millás, Javier Cercas, Juan Luis Cebrián y un largo etcétera, según estos críticos felinos. A juicio de “La Fiera”, enfants terribles que, al unísono e hipócritamente, denuncian y se enriquecen del sistema con poses de rebeldía y progresismo. También es cierto que muchos vislumbran en la actitud facciosa de La Fiera una actitud de inmadurez y marketing.

El libelo de La Fiera Literaria, publicación señera del Centro para la Documentación de la Novela Española (CDNE), madriguera del Círculo de críticos de Fuencarral, empezó su trabajo de higienización de la vida cultural española con el intrépido beneplácito de Luis María Anson. La Fiera Literaria se dio así a conocer, pues antes merodeaba en la clandestinidad, y quintuplicó el número de subscriptores y enemigos literarios o mediáticos, según como se mire, merced a su presentación como separata cultural en un diario de tirada nacional.

Sin embargo, el pasquín de La Fiera Literaria no sólo pone de relieve un conocimiento demostrado y un gusto particular, muy particular, sino que trasciende el adestramiento cultural y embiste a la política, aquella que percibe en los libros poco más que un negocio. En suma, la Fiera Literaria es una herramienta de contestación a la dictadura mediática y el papanatismo literario. Una de sus filosofías contempla a las editoriales como garantes culturales a la búsqueda y protección de nuevos talentos, y no como empresas obsesionadas por el aspecto pecuniario.

A contramarea de las sinergias impuestas por los mandarines y sátrapas de la comunicación, la esperanza de vida La Fiera no era muy halagüeña. Y así fue: un par de meses. Elvira Lindo no tardó desde las páginas de El País - “El alacrán te va a picar” (14-01-2008)-, en pedir a Luis María Ansón que recapacitase y tirase a la basura la troupe con “mala follá”. Petición democrática donde las haya, desde las páginas del autoproclamado diario inventor de la democracia en España, donde Elvira amenazaba a Anson con la pérdida de su amistad y la de su santo (Muñoz Molina, su marido).

Las presiones de profesores, académicos, escritores maltratados (o desenmascarados), de la dirección del Grupo Planeta, amenazados por el bloqueo de una inminente ampliación de capital para el diario, y otros poderes fácticos mandó al traste, o mejor dicho a Internet y las suscripciones furtivas, a la Fiera Literaria. Una fiera indomable que abandonó forzosamente el escenario circense de la prensa y volvió al cubil no mediático.

La Fiera Literaria
Entrevista a Manuel García Viñó
Prólogo de M. García Viñó a su libro "La gran estafa"

9 comentarios:

Ann dijo...

Vaya!

Usted si que es un verdadero personaje.

Al abrir este blog me lleve como 10000000000 cosas nuevas, entre fotografia, musica y pintura

=)

Saludos!


Y un honor.. que me comente

Kitty Wu dijo...

Sí, es muy joven y hasta hace poco no se le conocía demasiado. Si te ha gustado el fragmento, te recomiendo que leas alguna de sus novelas.
Por cierto, muy buen descubrimiento el de tu blog.
¡Un saludo!

Ann dijo...

Edward Hopper y su vida nocturna o los halcones de la noche, allá abajo?


Interesante detalle...

Motivante

Iván Sobrino dijo...

Como no podía ser de otra forma, eres pretencioso en estado puro, pero si no fuera así, no serías tu.

Sobre el artículo en cuestión, Ansón y sus secuaces no hace otra cosa que seguir la política del partido del cual es fiel escudero. Saben que una estrategia de criuspación funciona, que sus lectores igual que el electorado, responden fielmente ante esta llamada a la batalla, sea política o literaria. Lógicamente es una actitud cínica criticar a partir de lo criticado, pero esto es un negocio y cada uno utiliza las armas que cree conveniente en busa del objetivo. Para sobrevivir, hay que ser la mayor de las fieras.

Imagina dijo...

cinismo: Desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables.

A mi que me expliquen porque, de manera tan lógica, criticar a partir de lo criticado es cínico, por favor.

Sergi dijo...

Señor Imagina, dada tu petición plural, me permito el lujo de entrar en actitud didáctica. Las definiciones de los diccionarios son terreno pantanoso, desde luego, pero uno puede usarlas con corrección si le pone cariño y esfuerzo.

¿Que por qué digo esto? Ah, pues porque si usted va a empezar un seguro que muy interesante debate sobre si esa apasionante cuestión es lógica o no y se basa en la definición de cinismo, estaría bien que tuviera en cuenta que el término tiene más de una acepción; no sólo la que usted estoicamente señala.

1. m. Desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables.

2. m. Impudencia, obscenidad descarada.

3. m. Doctrina de los cínicos (‖ pertenecientes a la escuela de los discípulos de Sócrates).

4. m. desus. Afectación de desaseo y grosería.

Entiendo que el gusto por presentar una "prueba fehaciente" es muy propia de la profesión periodística, como también lo es sesgar de base ya la información. En ese aspecto, mis felicitaciones.

Espero que esta información le haya sido de utilidad. A menos que lo haya hecho a propósito. Porque de ser así, uno podría pensar que la actitud es, cuanto menos, "impúdica, obscena".

¿Ven lo que ocurre cuando permiten con sus peticiones al aire que escoria aburrida como yo entre en discusión? Ala, voy a rascarme la barriga.

Imagina dijo...

Todo esto me instruye, sin dida, pero todavía no se ha contstado a mi pregunta: ¿porqué es cínico criticar a partir de lo criticado?

roberto_br dijo...

Mm...
interesante.

Seguramente criticar lo criticado no es cínico por regla...

Quizá lo interesante sería preguntarse si la crítica que aquí se realiza es cínica.

Cuánto humo... me pierdo (sólo hay una solución y no diré cuál es).

Sendra dijo...

Hola Ramón! Un text molt interessant, tot i que no sé si el grupet de la Fiera Literaria m'acaba d'agradar massa. A partir del teu comentari he consultat la seva pàgina web, i per l'article que m'he mig llegit (era massa llarg) m'han semblat una mica pedants. Es creuen tocats per la mà de Déu, potser per ser propers a un diari tan religiós. El cas és que es creuen en possessió e la intel·ligència i de la qualitat literària i, paraules literals de la seva plana web, s'erigeixen com els "guardians de l'esperit, aquell que només es pot alimentar d'allò digne, intel·ligent i cabdal". A efectes pràctics, això significa que pretenen detectar el que és risible (cursileries, pleonasmes, plagis, cacofonies...).

La seva falta de modèstia m'ha deixat bastant flipat. De tota manera, sí que és cert que la recerca del que no és de qualitat els enfronta als grans escriptors de l'Star System i, lògicament, a les grans editorials. Segurament és admirable la mordacitat de la seva crítica, però, si no els sap greu, jo ja seré guardià del meu esperit i em contaminaré amb novel·les tan dolentes com vulguin però que, potser, em fan passar una bona estona amb una bona dosi de pleonasmes.

En fi, que el teu comentari m'ha fet refflexionar molt. La conclusió seria que reivindico el dret de tot ciutadà a llegir literatura dolenta sense ser criminalitzat!XD

Molta sort Ramón! Ja t'aniré seguint!!