7.4.08

Morte a Venezia


Morte a Venezia





Al verlo, semejante a un hombre atacado de calentura, el rostro se le demuda, el sudor inunda su frente, y un fuego desconocido circula por sus venas; apenas sus ojos reciben los efluvios de la belleza, siente el dulce calor que nutre las alas del espíritu, y a su llama se funde la envoltura, cuya dureza tanto tiempo impidió su desarrollo
Platón.

Se anuncia popularmente que el cerebro puede aceptar consejos, pero no el corazón. Que el amor no tiene geografía, no conoce límites. Truman Capote escribió: “Si le pones un peso y lo hundes en lo más hondo, no importa: subirá y buscará la superficie ¿Y por qué no? Cualquier amor que haya en la naturaleza de una persona es natural y hermoso. Sólo los hipócritas responsabilizan a un hombre de que lo que ama, sólo los analfabetos emocionales y los detentadores de la santa envidia, que en su preocupación agitada confunden frecuentemente la flecha que señala al cielo con la que conduce al infierno”. Un extracto de Otras voces, otros ámbitos, la primera novela de Capote, un fresco impresionista plagado de simbolismo donde cada palabra adquiere un nuevo significado visual de imperturbable belleza. Otras voces, otros ámbitos, con algunos de sus sobrecargados pasajes, fue un intento de Capote de exorcizar demonios: el rechazo frontal hacia el chico normal que todos querían que fuese, en una concepción trasnochada, y que él no era. Un viaje que le condujo al descubrimiento de su identidad como artista, como hombre y como homosexual. “…al chiquillo que había dejado atrás”, son las últimas palabras de la novela.

Muerte en Venecia, pictórica y sinfónica, también supone un despertar para su protagonista, un renacer tardío exclusivamente vinculado a la belleza: vital, irracional e inalcanzable. Escurridiza y fatal. La adaptación de novela homónima de Thomas Mann condujo a un enconado debate: ¿homosexualidad, pederastia o ascensión a lo bello? ¿Moral o inmoral? Guión truculento, Muerte en Venecia no se identifica con una opción sexual, aunque ello transgrediera entonces, sino con un belleza de forma sin significados que ciñe como leitmotiv al adagietto de la Sinfonía nº5 de Mahler. Una búsqueda de lo bello en términos absolutos que conduce al vacío, después de atravesar un sinfín de fabulaciones y autoengaños. Amante de su propia pasión por la belleza más que de la belleza misma, Gustavo Aschenbach (Dick Vogarde) exhala sus últimos suspiros en un renacer que lleva implícita la muerte. ¿Vendetta de Visconti a la inacción pusilánime? ¿O quien ha contemplado la belleza con sus propios ojos está consagrado ya a la muerte?

Visconti juega con los conceptos de apolíneo y dionisiaco, y así Gustavo Aschenbach se ve impelido a una embriaguez de instintos e irracionalidad, un estallido sin límites racionales, con la aparición del armónico efebo Tadzio. Aschenbach se enamora de la belleza del cuerpo, antes de conocer la disposición del alma y de haber experimentado el carácter; ajeno a los muebles que se conseguirán salvar una vez extinguida la pasión que la distancia entre ambos mantiene en su magnitud. “Cuando un hombre apercibe las bellezas de este mundo y recuerda la belleza verdadera, su alma toma alas y desea volar; pero sintiendo su impotencia, levanta, como el pájaro, sus miradas al cielo, desprecia las ocupaciones de este mundo, y se ve tratado como insensato”, le dice Sócrates a Fedro. Y es que la vista es el más sutil y luminoso de nuestros sentidos, conscientes de que existen ciertas cualidades en los sujetos que están adaptadas por la naturaleza para suscitar unos sentimientos que beben del paroxismo y escapan a toda clasificación. Inmortalidad que desborda nuestra mortalidad y compasión por el simple hecho que la belleza debe morir. La belleza observada y los ojos que la observan.

26 comentarios:

ecidonchajazz dijo...

Qué texto más maravilloso y profundo.

Quizá algún día vuelva a ver esta película.

Pero lo que es seguro es que quiero seguir leyéndote. Uno de los blogs más interesantes que conozco.

Un abrazo.

PD. Ayer en un homenaje (secreto) a ti volví a ver El silencio de un hombre. Y me gustó muchísimo.

Fraentic dijo...

Creo que las concepciones actuales sobre el amor y las relaciones amorosas (ya sean hetero, homo o bisexuales) están sobrevaloradas hasta extremos exasperntes. No debemos dejar de pensar que, aunque nos pese, somos meros animales que, por los designios del azar genético, estamos en la cima de la cadena evolutiva (aún no me lo explico pero es así). Pero animales al fin i al cabo y como nuestros "colegas" de la fauna salvaje y libre, nos prima, por encima de todo, el reproducirnos o, al menos, el placer que conlleva tan noble tarea. Así pues, y desde mi humilde visión de este "maravilloso" mundo (entiéndase el sarcasmo, por favor), hombres, mujeres y demás despojos animales tan solo buscan el poder saciar su apetito sexual. Nada más.

Amor es un término inventado para justificar acciones estúpidas que emprendemos tan solo porque, my en el fondo, somos totalmente estúpidos (más que los primates, al menos ellos no esconden sus deseos).

;)

MNEMEA dijo...

Genial!

Venía a purgar mi alma por un pequeño descuido, pero he encontrado una gran historia, un libro por leer, y una película por ver.

Un besito Tomás. Sigue escribiendo así.

Are.

Fraentic dijo...

RT, gran ploma la teva.

M'has despertat curiositat, l'objectiu màxim de qualsevol escrit.




Diálogos imposibles?

Amb ganes d'escoltar-los

Costa dijo...

Plató, Sòcrates, Nietzsche...vas fort, Tomas!!

Bé, la referència a Capote te l'accepto pels pèls; escriu bé el cabró, i no recòrre cada cop a la seva orientació sexual...

Sobre la peli aquesta, no cal que fagis apologia de la pederàstia, Tomàs, jo et comprenc.

Costa dijo...

Per cert, això de fer servir "efebo".... m'ha sonat molt homerístic...

"ufano efebo" bla bla

Nes dijo...

Enhorabuena, seguiré tu blog. un saludo

Imagina dijo...

Aprender a amar es tal vez la tarea más difícil de esta vida. No sólo amar a una persona, sino a todo lo que nos rodea. Un paisaje, una acción, una mirada, incluso un enemigo o alguien que nos ha echo daño... Amar se relaciona con muchos otros conceptos, y no hay que despreciarlo nunca. Despreciarlo es de cobardes, es propio de aquellos que se han rendido, los que la vida les ha tumbado y no se han querido volver a levantar, girando sus ojos havia el suelo en vez de mirar al cielo.

Un abrazo.

Marianne Renoir dijo...

"Los sentimientos y observaciones del hombre solitario son al mismo tiempo más confusos y más intensos que los de la gente sociable; sus pensamientos son más graves, más extraños y siempre tienen un matiz de tristeza. Imágenes y sensaciones que se esfumarían fácilmente con una mirada, con una risa, un cambio de opiniones, se aferran fuertemente en el ánimo del solitario, se ahondan en el silencio y se convierten en acontecimientos, aventuras, sentimientos importantes. La soledad engendra lo original, lo atrevido, y lo extraordinariamente bello, la poesía. Pero engendra también lo desagradable, lo inoportuno, absurdo e inadecuado."

Thomas Mann, Muerte en Venecia.

(La belleza y el amor pueden engendrar -sin duda- lo desagradable, inoportuno, absurdo e inadecuado.)

Jo tampoc entenc res.

sylvia dijo...

Me ha encantado el texto, en especial la cita de Capote...me han entrado ganas de releerlo. Qué grande... Confieso que no me gustó Muerte en Venezia, la vi hace años y quizá no fuera el momento...

MBI dijo...

¿Ya te dijeque...?
Encontrarme con tu blog, ha sido pura química de alta tensión.
Un encuentro con un alma talentosa y afín, en sensibilidad.
¿Qué más podría añadir sin resultar empalagosa?
¿Un simple gracias?
Suscriptora incondicional.
Un abrazo

Blanca Oraa dijo...

Muerte en Venecia ha sido la pelicula de mi vida; de hecho lo puse en un post en mi blog hace una semana.
Me interesa tu blog.

Patricil dijo...

Bonita reflexión sobre el amor. Un texto para ser leído en la noche, aunque así; recién levantada, también tiene su encanto.

En otro orden de cosas: He visto el link a la exposición de Chema Madoz que tienes en el blog. Fui hace unas semanas y me alegró muchísimio descubrir obras que no conocía y que pude ubicar perfectamente entre mis preferidas.

El arte de la descontextualización... Madoz me inspira!

Es un placer tenerte entre los modestos visitantes de mi página, Tomás; aunque nuestras temáticas sean tan dispares :)

Un saludo

Fetish femina dijo...

Quizas sean dejes de la profesión pero me gusta esa sensación que ofrece la belleza desligada de todo aquello carnal. Me alejo de toda explicación biologicista porque esas sensaciones no pueden llamarse más que metafísicas.

Puede ser la belleza inmoral... lo sublime es algo que nos supera, como decía Nietzsche más allà del bien y el mal.

Un placer leerte.

gran duc dijo...

La bellesa perfecta, com la d´en Tadzio, ens pot fer perdre el cap. Però, qué es la bellesa perfecta? Pot ser un gest, una mirada, una manera de ser... tot un món. Aixó ens fa ser humans i viure una il.lusió que pot esdevenir realitat.

"El se semblant, pàl.lid i graciosament sever, enmarcat de cabells de color de mel, amb un nas recte i ben fet, una boca amorosa i una expressió d´una gravetat quasi divina, tenia una retirança a les escultures gregues de l´època clàssica; i, juntament amb aquesta perfecció tan pura de formes, tenia un encís tan personal, tan poc corrent, que l´escriptor creia no haver trobat mai una cosa semblant ni en la natura ni en les arts plàstiques..."
Mirem prop nostre, perque tots podem ser un Tadzio o un Von Aschem bach, i no cal anar-hi a Venècia.

Gracies per reflectar-nos una mica en la teva visió de "Morte a Venezia" i per servirte una mica d ´ inspiració

Alice Liddell dijo...

Venía a agradecerle la visita a mi recién estrenada casa y me he quedado colgada con el recuerdo de la imagen de Dick Bogarde, en la playa, mientras las lágrimas y el sudor deshacen su maquilleje... No he podido evitar sentir el deseo de volver a ver la película.

Pero han sido muchas más cosas las que me han llamado la atención, el texto, la música... tantas que he sentido un pánico atroz... ¿qué hago yo en este mundo de la blogosfera cuando hay personas, como ud., que realizan entradas tan completas y documentadas?

Con su permiso seguiré visitándole porque es mucho lo que me queda por aprender. ¿Puedo enlazarle a mi página?

Salutacions cordials.

Parole saggie dijo...

Con ciò, tutto era finito. Si salutarono, lei tornò al suo posto, lui al suo e si rimise a leggere. Era stato un intermezzo durato il tempo giusto, né più né meno, un rapporto umano non antipatico appunto perché appena accennato. Ora nel libro ritrovava un´adesione alla realtà molto più piena e concreta, dove tutto aveva un significato, un´importanza, un ritmo. Amedeo si sentiva in una condizione perfetta: la pagina scritta gli apriva la vera vita, profonda e appassionante, e alzando gli occhi ritrovava un casuale ma gradevole accostarsi di colori e sensazioni, un mondo accessorio e decorativo, che non poteva impegnarlo in nulla. La signora abbronzata, dal suo materassino, gli fece un sorriso e un cenno di saluto, lui rispose pure con un sorriso e un vago cenno e riabbassò subito lo sguardo. Ma la signora aveva detto qualcosa.
- Eh?
- Legge, legge sempre?
- Eh...
- È interessante?
- Sì.
- Buon proseguimiento!
- Grazie

"L´avventura di un lettore"

emmapetrés dijo...

la vida es mas compleja de lo que parecce gran cancion

gracias por pasarte por mi blog :)
muy cinéfilo el tuyo
te cuento un secreto?
yo también soy fan de blow up


saludos!

Kitty Wu dijo...

Realmente, increíble descubrimiento el de tu blog. Sólo lamento haber tardado tanto en hacerlo y no disponer de más tiempo. Seguiré leyendo. Gracias!

Clara dijo...

L'acabo de veure.



Normalment, a la fi d'una pel·lícula no tinc ganes de parlar perquè necessito com un procés per sortir de la història. Però ara que puc comprendre plenament el teu escrit i sé emocionar-me amb la música de Mahler, sí que tinc ganes de poder dir alguna cosa.

"Muerte en Venecia", com tu dius "pictórica y sinfónica", t'estimula amb les imatges i la música per acostar-te a l'ideal de bellesa que persegueix Gustave. L'ideal que segurament busca tot aquell que intenta fer art, amb la por de fracassar tant públicament com de manera personal.

Això va lligat al "renacer tardío exclusivamente vinculado a la belleza: vital, irracional e inalcanzable" que dius, i d'alguna manera m'ha semblat relacionat a allò del "coming of age". Sí que Gustave és un home madur però, així com Harry Haller, és com si tornés a ser innocent davant l'aparició de Tadzio. En una de les escenes de la platja, quan Tadzio acaba de passar per davant seu relliscant les seves mans pels pals de la coberta, Gustave s'acaba arraconant darrere una caseta i plora. Però ho fa com si es tornés petit, encongint-se i mostrant-se fràgil. On és aleshores la figura de l'home-professor madur?

L'ideal de bellesa que encarna Tadzio és el d'un ésser androgin de composició corpòrea perfecta que recorda la Grècia Clàssica. I, de fet, està envoltat de símbols: les tovalloles amb què l'aixuguen tenen sempre una sanefa amb una greca, i quan s'hi embolica sembla un Déu. A més, la figura de la mare de Tadzio s'assembla a la d'una deesa: la seva imatge celestial i les paraules suaus en polonès que dirigeix als seus fills la fan en certa manera inaccessible a la resta de mortals.

El film de Visconti és un embastat d'imatges de bellesa sonoritzades per una música que els afegeix sublimitat. Per plantejar, arribats a aquest estat, el concepte de la bellesa com a quimera, com la recerca de la veritat. Tot això, tenyit de blanc, de puresa, per seguir Gustave en l'afrontament d'allò absolut en la seva vida. Com si estiguéssim en un món estrany, apartat en el fons de la realitat exterior (l'Hotel des Bains esdevé un món apart).

M'ha agradat la pel·lícula, la GRAN interpretació de Vogarde i el teu escrit, que ajuda a reflexionar sobre les filosofies de la història de Mann i Visconti.


Continuaré amb "Senso".

Clara.

Esther* dijo...

En una de sus canciones, Aute dice tener la certeza de encontrar la belleza en la mirada. Quizá también deberíamos buscar a través de ella.
Gracias por pasarte por mi blog,no sabes cuanto me alegra que te guste. El tuyo ha sido un gran descubrimiento, en serio, creo que seré una fiel seguidora.

Muak*

Elena dijo...

Aquí llega un comentario con demora. Sin excusas.
¿Amor, pederastia o belleza? Has leído de Buwoski, El Malvado, impacta y bajo mi punto de vista acaba con el dilema.

Natsuki dijo...

"Lo bello es difícil", me dijo una vez mi profesor de griego en el instituto.
Siempre he recordado esa frase...

PD: con tu permiso, te he agregado a mi blog ;)

repollo dijo...

es curioso, hace unos años, mi profesora de filosofía nos puso un fragmento de esta película para explicarnos la belleza que platón quería que todos alcanzasemos. tendría thomas mann presente al filósofo cuando escribió muerte en venecia?
el libro todavía no lo he leído pero la película me pareció muy bella y captaba muy bien las sensaciones de aschenbach, y tadzio es el fiel reflejo de una belleza andrógina, pero belleza al fin y al cabo. aunque me he quejado a veces de que es una película lenta, no puedo evitar acordarme de los colores de venecia y de ese jersey a rayas de tadzio

Lula dijo...

Qué gustazo de post, Tomás.
Hace años vi "Muerte en Venecia", y me encantará verla de nuevo. Estoy recuperando ciertas películas y es una sensación muy curiosa, porque es como si las viera por primera vez. Mi mirada ha cambiado, no cabe duda, con los años y ahora comprendo algunos mensajes que estaban ahí, en ese guión redondo, ese diálogo perfecto, esa toma indiscutible.

Gracias.

olga dijo...

sueño cada noche
imagino ver a la humanidad que se rie del miedo

*feliz me despierto*

la sociedad es la responsable de nombrado sentiminto

me lastima que os venza

no dejeis que os castre el 'vivir'