9.11.08

ALZHEIMER: El reto del siglo 21 (1/2)

Extracto del reportaje titulado "ALZHEIMER: El reto del siglo 21" publicado en El Triangle y Magazin Alzheimer, publicación mensual de la Fundación ACE.


ALZHEIMER: El reto del siglo 21 (1/2)

 


Los seres humanos somos la suma de nuestros recuerdos. Todo lo que sabemos, percibimos, cada movimiento que hacemos depende de dichos recuerdos.

Friedrich Nietzsche


El 25 de noviembre de 1901 una mujer de unos 51 años fue ingresada en un hospital de Frankfurt (Alemania). Su marido era incapaz de seguir ignorando y entapujando la confusión, alteración en el lenguaje (afasia), perdida severa de memoria y ataques de agresividad que sufría su mujer. El doctor que la atendió fue el bávaro . Sus notas, de octubre del 1905, nos describen a una señora Auguste D. que subsistía postrada en posición fetal, profiriendo incognoscibles sonidos y que había de ser alimentada. ¿Qué era aquella insólita enfermedad que había atacado a una persona de mediana edad apoderándose de sus capacidades cognitivas y funcionales?

Vivir mucho y bien

El progresivo envejecimiento de la población en los países desarrollados, debido al aumento de la esperanza de vida, supone una bomba de relojería. La enfermedad del Alzheimer, tan vieja como la humanidad, jamás ha sido tan manifiesta, multiplicándose de forma alarmante entre la sociedad. Se trata de un problema socio-sanitario y económico de enjundia para el porvenir del Estado del Bienestar, que se enfrentará en un futuro muy próximo a un incremento cuantioso de la demanda de servicios sanitarios y sociales. Actualmente se estiman en España unas 600.000 personas diagnosticadas, aunque se cree que la cifra real se aproxima al millón de enfermos. Los pronósticos para el 2025 indican que el número de afectados oficiales ascenderá a 1.200.000 personas.


Debido a las mejoras higiénicas, al progreso alimenticio, a la mejora en las infraestructuras de la vivienda, así como la mejor atención médica, cada vez son más las personas que alcanzan una edad avanzada. El umbral de la vejez crece aceleradamente en las naciones industrializadas. Tan sólo desde 1972 el número de personas con más de 95 años ha aumentado en un porcentaje superior al 250 por ciento. Otro dato clarificador, en perspectiva, lo encontramos hace poco más de 100 años cuando Bismarck creó la arquitectura de un sistema de prestación social. En aquel momento el canciller fijó la edad de jubilación en 65 años y apenas un 5% de los trabajadores alcanzaba esa edad. Hoy en día se considera algo anormal no alcanzar ese listón planificando nuestra vida a posteriori. El Alzheimer es una enfermedad edad-dependiente: a medida que aumenta la edad también aumentan las probabilidades de padecerla. De hecho, si viviéramos 120 años todos tendríamos Alzheimer. Actualmente hay 600 millones de personas en el mundo con más de 65 años y se prevé que en el 2050 la población global de ancianos ascienda a 2000 millones. En España 1 de cada 6 españoles supera los 65 años y se vaticina que para el año 2030 será 1 de cada 4, sumado al fenómeno demográfico denominado “envejecimiento del envejecimiento”, es decir el aumento del colectivo con edades superiores a los 80 años. La relación de ambos factores amenaza con convertirse un gravísimo problema sociosanitario capaz de hacer tambalear el Estado del Bienestar y encumbrarse como una de las calamidades del nuestro siglo. El Alzheimer afecta ya a 25 millones de personas en todo el mundo y las previsiones apuntan que en el 2040 la cifra llegará a los 80 millones. La mejora de la esperanza de vida combinada con la baja natalidad provoca la progresiva inversión de lo que se conoce como “pirámide demográfica”. La gestión del inevitable envejecimiento de la población es uno de los retos más complejos que las sociedades occidentales han de resolver.


---


¿Será como una jaula la memoria?


La Vida Infinita. Silvina Ocampo

Qué ángel te librará de la tristeza
y te despertará un precioso día
sin memoria de lo que te afligía
y te dirá al oído: "Escucha y cesa

tus llantos. En mis brazos no te pesa
la lentitud del tiempo ni la impía
delación de los hombres...
 Qué ángel te librará de la tristeza...Silvina Ocampo


15 comentarios:

ESTHER dijo...

Caray, qué tema más duro has tocado esta vez. No quiero ni pensarlo. Uf uf uf.

Te felicito por tus fotos de jazz y del blog. Muy buenas. Un abrazo fuerte.

Doisneau dijo...

“Abrazo un cuerpo sin palabras, sin recuerdos… Miro a sus ojos y están secos. Cojo sus manos inertes. Converso con ella sin ella. El olvido se su propia vida.”

Agria y “dulce” mirada la que hoy has traído aquí.


Bacio
Ms. Doisneau

Doisneau dijo...

La ficción mama de la realidad.
No hay pistas. No hay completo. Solo podrás encontrar el siguiente capítulo dentro de mí. Es lo que hay.

Thank you
Kiss

Lara Oliveau dijo...

Silvina Ocampo...

La asesina ilustrada dijo...

Hi ha un moment, com si hagués un acord precedent, en el qual la gent comença a desaparèixer, com si en el moment de donar L'hora la carrossa es convertís en una carbassa, els cavalls en ratolins i el príncep (estimat Tomàs) en una granota.

sylvia dijo...

Fantásticas las frases de Ocampo...
La memoria es realmente una jaula... Y quizá su ejemplo más devastador sea éste al que le dedicas el artículo...
No tengo dudas de que en este tema se van a hacer avances. Hay que ser optimistas...
Como casi todas las enfermedades que tienen al cerebro como protagonista, el tema -se haya vivido de cerca o no- es duro y es que 'nos toca' aquello tan esencial en el ser humano... ... nuestras jaulas que, pese a tener autoimpuestos y tb accidentales barrotes, son nuestras al fin y al cabo...

Bonitas fotos :)

Jin dijo...

gracias Tomás por la cita de S. Ocampo, y gracias Doisneau por esa otra (de quién?) que rodean tan perfectamente ese tema cruel y aparentemente desesperado: la memoria que se borra y con ella borra la vida, como si nada hubiese existido jamás. gran preocupación, sí, para un futuro no lejano.

n'oublions jamais la mémoire des bisous!

Lula dijo...

Me entra frío con el tema. Imagino mis recuerdos huyendo de mí, jugando conmigo. Me imagino mirando mis manos siendo incapaz de asociarlas a todo aquello que alcanzaron, mirando mis dedos vacíos del placer que dieron y obtuvieron... Y me entra frío.

Gwynette dijo...

M´ha entendrit molt la foto que has posat d´en Maragall !!!

Viste la película de Nick Cassavetes: "El diario de Noa"?, donde una espléndida Gena Rowlands dirigida por su hijo Nick, nos adentraba por el mundo de los que olvidaron los recuerdos. Hice un post sobre la película porque me impresionó mucho como lo trataba..



Prefiero morir antes que olvidar..:-)

Petonets

Patricil dijo...

Cuando mi abuelo todavía conservaba algo de memoria yo aún no la había adquirido. Cuando yo empecé a tenerla él la perdió.


Tenías razón, sí veo las imágenes de "Flirc" desde aquí. Por cierto: "XXI"

Emilia dijo...

Hola!

Gracias por tu visita.

Me ha gustado mucho la estética de tu blog.
Espero poder mirarlo más detenidamente. Hay fotos impresionantes.

Un beso!

Doisneau dijo...

jin. La cita es de mi propia piel; porque cerca, muy cerca, tengo una vida que se olvida.

besos jin

y a vos tomas

ANA HIMES dijo...

Me ha encantado este repaso y recopilación a este tristemente aún desconocida enfermedad...
Me ha entado esa mezcla de testimonial, vídeo, poesía... Genial!

Un beso

Allek dijo...

interesantes tus letras..
un abrazo..
y mucha paz-ciencia!

Jin dijo...

Doisneau, siento de veras que te toque tan de cerca, y ahora entiendo esta frase conmovedora, cuando la vida se transforma en sólo olvido. bss